SIGLO XII – INICIO

SIGLO XII – INICIO

El orden de los monjes cistercienses de la abadía de Santa María de Poblet y el orden de los monjes-guerreros de los Templarios establecidos en Barberà, transmiten sus conocimientos a los agricultores para cultivar la viña de manera provechosa y extraer los mejores vinos.

SIGLO XVIII – EXPORTACIÓN

SIGLO XVIII – EXPORTACIÓN

La exportación del vino hacia Europa y América convierte la viña en el cultivo casi exclusivo de la comarca. Se construyen márgenes y bancalades, para conseguir la máxima cantidad de suelo cultivable, así como la línea ferroviaria Reus-Montblanc para trasladar los vinos de la Conca de Barberà los puertos del litoral tarraconense.

SIGLO XIX – SINDICATO

SIGLO XIX – SINDICATO

La plaga de la filoxera acaba con la época de esplendor y es campesinado de la comarca que resurge con renovado empuje. La Conca de Barberà es pionera en toda España en la agrupación de los agricultores en cooperativas vinculadas al sector vitivinícola y, en 1894, se funda un sindicato para elaborar el vino en común.

SIGLO XIX – REPLANTACIÓN

SIGLO XIX – REPLANTACIÓN

El sindicato de Barberà inicia la replantación de los viñedos de la Conca de Barberà bajo la influencia de Joan Esplugas, un propietario que conoce los sistemas de lucha contra la filoxera después de realizar un viaje a Francia.

SIGLO XX – PROMOCIÓN

SIGLO XX – PROMOCIÓN

El abogado y periodista montblanquí Joan Poblet y Teixidó, desde las páginas de los semanarios de la época, promueve el asociacionismo de los agricultores. Destaca también la figura del abogado Albert Talavera, impulsor de la mancomunidad de las cooperativas de la comarca en una federación de cooperativas.

SIGLO XX – BODEGA COOPERATIVA

SIGLO XX – BODEGA COOPERATIVA

En 1903 se levanta la bodega cooperativa en el pueblo de Barberà, considerado el primer edificio de nueva planta de todo el Estado. Josep M. Rendé, de la Espluga de Francolí, deviene líder del movimiento cooperativo en la comarca y en 1912 impulsa la construcción de la bodega de su villa.