ENOTURISMO

Enoturismo

Rutas por la comarca

Las bodegas elaboradoras de vinos y cavas han estado tradicionalmente ligadas a la Conca de Barberà y hoy en día se han convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la comarca. Disfrute de su arquitectura e instalaciones, pasee por los viñedos, conozca las variedades de uva y el proceso de elaboración del vino y el cava, aprenda a apreciar su calidad mediante divertidas catas con los enólogos y bodegueros. Estas páginas pretenden abrirle el abanico de posibilidades que ofrece la “Ruta dels Cellers de la Conca de Barberà”.

 

Desde Barberà de la Conca i Pira
Cooperativa Agrícola de Barberà de la Conca
Concavins
Cooperativa Agrícola de Pira
Celler Carles Andreu
Barberà de la Conca es uno de los pueblos más antiguos de la comarca a la que da el nombre. De sus orígenes es testimonio el ‘castell dels templers’ (s. XII-XIII), aunque se ha visto sometido a muchas modificaciones a lo largo de los siglos. Se recomienda ir hasta Prenafeta, donde se encuentran los restos del núcleo antiguo y del castillo (s. X), el Museo de la Viña y el Vinoi y también la ermita románica de Santa Anna.
Los dos atractivos principales de Pira son su bodega modernista y la casa solariega de los Celdoni. Es de belleza encantadora el desfiladero encajonado que hace el río Anguera por su paso por el pueblo. Se recomienda una excursión a Ollers, pedanía de Barberà de la Conca.
 
Desde Sarral i Rocafort de Queralt

Cooperativa Vinícola de Sarral

Celler Rosa Maria Torres

Mas del Nen

Cooperativa Agrícola de Rocafort de Queralt
Sarral tiene reconocimiento y fama internacional gracias a la artesanía del alabastro. Diversos talleres hacen piezas decorativas y el atractivo Museo del Alabastro da a conocer esta tradición artesanal y la oportunidad de trabajarlo.
Desde Rocafort de Queralt pueden iniciarse interesantes itinerarios hacia Conesa y Forés, hacia Les Piles y Biure, o hacia Santa Coloma de Queralt. Son recorridos donde es fácil descubrir restos medievales de iglesias,ermitas, murallas y castillos, rodeados de un paisaje suave y de espléndidas panorámicas.
 
Desde Blancafort i Solivella
Cooperativa Agrícola de Blancafort
Cooperativa de Viticultors de Solivella
Caves Sanstravé
En Blancafort destacan la iglesia y Cal Cavaller, una casa solariega del s. XVII, y puede ser punto de partida de una excursión hacia el pueblo vecino de Senan.

Dentro del término de Solivella tiene interés la visita del molino triguero de Caixes o del Senyor (s. XIII).
A muy pocos kilómetros, pero ya en la comarca de Urgell se encuentra el Santuari del Tallat (s. XV), desde donde se observa una magnífica panorámica de la Conca. No muy lejos está el monasterio cisterciense femenino de Vallbona de les Monges (s. XII). También se pueden visitar los pueblos de Belltall y Passanant donde predominan las construcciones antiguas de piedra.
 
Desde l’Espluga de Francolí
Cooperativa Agrícola de l’Espluga
Celler Rendé Masdéu
Cava Simó de Palau
L’Espluga de Francolí tiene algunos atractivos turísticos que complementan la visita a sus bodegas. Pero es preciso añadir que encontraremos el Museo del Vino, integrado dentro de las mismas instalaciones de la Cooperativa . Son paradas obligadas el Museu de la Vida Rural y el Museu de la Cova de Font Major, así como la iglesia vieja de Sant Miquel (s. XIII). También lo son las visitas a la Ermita de la Santíssima Trinitat y a la antigua zona balnearia de les Masies.
 
Desde Vimbodí
Milmanda (Miguel Torres, SA)
Abadia de Poblet (Codorníu, SA)
Vimbodí, junto con Montblanc, son los dos municipios que tienen más superficie dentro del espacio protegido de las montañas de Prades. Una excursión a pie o en bicicleta entre las dos poblaciones permite pasearse por caminos bien señalizados, entre bosques frondosos y admirar desde el monasterio cisterciense de Poblet hasta las bucólicas visitas a la Ermita de Sant Joan.
En Vimbodí se encuentra la iglesia de la Transfiguració del Senyor, el Museu del Vidre, la Ermita dels Torrents, los castillos de Riudabella y Milmanda, y el monasterio cisterciense de Poblet (s. XII), una auténtica joya arquitectónica. Muy cerca está el mirador de la Pena, rodeado de vegetación, desde donde se puede contemplar una magnífica panorámica.
 
Desde Montblanc
Celler Mas Foraster
Cooperativa de Viticultors de Montblanc
Celler Escoda-Sanahuja
Montblanc conserva un magnífico patrimonio monumental: calles, plazas, iglesias, hospitales, palacios, casas nobles y su recinto amurallado le dan un aire medieval que lo hacen especialmente atractivo. No debemos dejar pasar la oportunidad de visitar el Museu Comarcal.

Desde la Vila Ducal se pueden hacer salidas a las ermitas de Sant Josep y Sant Joan o bien a las pedanías de la Guardia del Prats, Lilla, Rojals y Prenafeta. En ésta última se puede visitar el Museo de la Viña y el Vino.